De vuelta al negocio: Cómo detectar la temperatura elevada de la piel en el lugar de trabajo

Crear una primera línea de defensa con cámaras termográficas

La detección de la temperatura elevada de la piel con una cámara termográfica puede ayudar a que oficinas, empresas, fábricas y otras operaciones eviten las interrupciones en el trabajo y en la producción provocadas por la COVID-19. Al detectar la temperatura elevada de la piel de cada individuo antes de entrar en un edificio, podrá determinar quién necesita un control médico por tener fiebre, que puede ser una señal de infección. Es una manera sencilla y eficiente de ayudar a reducir el riesgo de propagación del virus.

Opciones para zonas muy concurridas

Las medidas de protección, como la desinfección del equipo, la exigencia de dos metros de distancia entre personas o cualquier otra recomendación para reducir el riesgo, son importantes para minimizar la propagación de la enfermedad. Por desgracia, ninguna de estas medidas pueden evitar que una persona enferma entre en una tienda o en un edificio. Lo que se necesita es un método rápido para examinar a trabajadores y clientes en busca de signos de fiebre, uno de los síntomas conocidos de infección.

E86-EST_backinbusiness.jpg

Aunque la solución más completa para comprobar si hay una temperatura elevada es utilizar dispositivos médicos, como un termómetro, hay varios inconvenientes: los controles individuales de temperatura con termómetro requieren tiempo, proximidad, personal para utilizar el dispositivo y equipo de protección para mantener la seguridad de trabajadores y clientes.

¿Aún no tiene experiencia en la
detección de temperatura elevada de la piel?

 

CTAS guidebook 2.png

 

Utilizar la tecnología térmica en su lugar de trabajo

¿Cómo incorporaría este tipo de diagnóstico por imágenes en su plan de detección de primera línea? Aunque los planes deben elaborarse en función de las condiciones de trabajo y del edificio, muchas empresas han montado una cámara térmica FLIR sobre un trípode en un acceso para examinar a las personas al entrar. Cuando los empleados o clientes entran en el edificio, simplemente se paran un momento en un punto marcado frente a la cámara para que se les realice una medición muy rápida.

La persona encargada de monitorizar la imagen térmica no podrá diferenciar los rasgos de la persona examinada ni saber quién es, lo que protege la privacidad. Pero podrá medir la temperatura aparente de la piel y verla en pantalla. Si la temperatura es normal, podrá pasar el puesto de control mientras que se examina a la siguiente persona.

t540-est_backinbusiness.jpg

Muchos modelos de cámaras térmicas FLIR incluyen el modo FLIR Screen-ESTTM, un modo de detección de temperatura integrado que simplifica enormemente este proceso. En primer lugar, este modo puede ayudarle a determinar la temperatura media de la piel de las personas que pasan por su ubicación. Esto es importante, ya que los factores ambientales como el aire acondicionado, la temperatura exterior y la hora del día pueden influir en la temperatura corporal. En base a esta media, puede ver quién parece tener una temperatura de la piel elevada. Además, también podrá establecer en la cámara una alarma sonora o de color cuando se detecte una temperatura superior a la media. De esta manera, sabrá a quién examinar en busca de fiebre utilizando un termómetro u otro dispositivo médico.

Además del modo de detección en cámara, FLIR ofrece un software de escritorio que funciona junto con la cámara térmica y que mejora el proceso de detección. El software FLIR Screen-ESTTM Desktop cuenta con funciones como la detección automática de rostros y el muestreo automático de promedios.  Las cámaras se conectan al software mediante un cable estándar o de forma inalámbrica. 

Screen-EST-Proc03-OK.jpg

Las cámaras térmicas no detectan fiebres ni enfermedades

FLIR cuenta con la certificación de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) estadounidense para ofrecer diversos productos térmicos que identifican temperaturas elevadas de la piel, junto con otras herramientas de detección. Sin embargo, es importante saber que ninguna cámara térmica puede diagnosticar enfermedades ni ver un virus. Tampoco hay que basarse en ellas para determinar si alguien tiene fiebre. Estas cámaras sirven para indicar si la persona examinada muestra una temperatura de la piel por encima de la media. Esto permite examinar rápidamente a muchas personas y solo realizar un control secundario con un dispositivo médico a aquellas que parezcan tener una temperatura elevada de la piel.

FLIR tiene muchos recursos que le ayudarán a comprender mejor el uso de termografías para la detección de temperatura elevada de la piel, incluyendo recomendaciones de cámaras, consejos para utilizar el modo de detección y una página de preguntas frecuentes. Para obtener más información, visite FLIR.com/EHS.

Artículos relacionados