Cómo realizar un seguimiento automático de la ocupación para cumplir las pautas de distanciamiento social

A medida que los distintos espacios comerciales comienzan a reabrir, aumenta la necesidad de encontrar maneras prácticas y efectivas de mantener el distanciamiento social dentro de tiendas minoristas y otros espacios de capacidad limitada. El recuento de ocupación y de personas siempre ha ofrecido a las tiendas minoristas datos valiosos sobre el tráfico y la conducta de los consumidores. Ahora, la tecnología se ha convertido en una herramienta vital para ayudar a que los negocios eviten el hacinamiento y cumplan con las regulaciones del COVID-19, con carteles para clientes que alertan sobre los límites de ocupación y los momentos en que el espacio ha colmado su capacidad, lo que ahorra tiempo para los empleados y tranquiliza a los clientes.


Las organizaciones consideradas “esenciales” que siguieron funcionando a lo largo de la pandemia han estado mejorando continuamente sus procesos para fomentar la salud y la seguridad. Los dueños de mercados y los bancos instalaron barreras de plexiglás para marcar con mayor claridad la separación entre clientes y personal.  Las aerolíneas establecieron políticas de máscaras faciales para pasajeros y tripulación, además de dejar vacías las filas de asientos intermedias.  Los restaurantes de servicio rápido aprovecharon cada vez más su infraestructura de compra desde automóviles, mientras que sus contrapartes cambiaron la demanda del salón a la acera o la entrega a domicilio. 

Aunque estas precauciones de sentido común han demostrado ser muy eficientes si su implementación es correcta, se necesitarán otras estrategias que los comercios (y la sociedad en general) adopten a largo plazo, en especial en un contexto donde cada vez más tiendas están reabriendo.

brickstream-we-are-open-with-mask.jpg

Otro enfoque de sentido común adoptado por las organizaciones ha sido garantizar que el distanciamiento social siga siendo un parámetro práctico para limitar la cantidad de personas que ocupan el mismo espacio al mismo tiempo.  Muchas organizaciones han adoptado medidas para medir y controlar la ocupación de modo manual, pero rápidamente descubrieron que el proceso era poco preciso y demasiado engorroso y costoso para ser práctico.  FLIR ha enfrentado este desafío con la presentación de una solución de monitoreo de ocupación automatizada, autónoma y escalable que es útil para distintos lugares, desde mercados, bancos y teatros hasta fábricas y depósitos.

En el núcleo de la solución de ocupación de FLIR se encuentra su cartera de productos Brickstream.  Las cámaras de seguimiento de personas Brickstream utilizan la mejor visión estéreo de su clase para rastrear ocupantes de manera anónima y discreta con el objetivo de proteger la privacidad de los consumidores sin dejar de prevenir el hacinamiento en tiendas. 

Las cámaras se instalan en el cielorraso, encima de cada entrada y salida, y la “cámara maestra” designada calcula la ocupación en tiempo real recopilando datos de los conteos de entada y salida de las cámaras respectivas.  La cámara maestra actúa además como interfaz de generación de informes, para que los dispositivos en la misma red puedan acceder a un panel en tiempo real personalizable donde se muestra la ocupación actual/disponible y los mensajes relacionados.  Debido a que la cámara maestra hace todo el trabajo, no es necesario tener una infraestructura de procesamiento adicional en el lugar o en la nube.

brickstream-on-ceiling.jpg

La solución de ocupación de FLIR utiliza una arquitectura de IoT basada en el perímetro para sus cámaras Brickstream y una arquitectura BYOD (“Bring Your Own Device”) para los dispositivos que muestran el panel de ocupación.  Esta arquitectura BYOD permite que los usuarios muestren y monitoreen la ocupación del lugar en prácticamente cualquier dispositivo que tenga un navegador web (PC, equipo portátil, tableta, teléfono móvil, TV inteligente, etc.) y esté conectado de manera cableada o inalámbrica a la misma red que las cámaras Brickstream

Se puede acceder a una personalización sencilla del panel, como la definición de la ocupación máxima y los mensajes relacionados, y también a una personalización más profunda que incluye varios idiomas y alteración de marcas, métricas y diseño/aspecto. Las pantallas orientadas a los clientes pueden alertar a las personas sobre el límite de ocupación y el momento en que se ha colmado la capacidad, lo que ahorra tiempo de los empleados y tranquiliza a los clientes.

Para obtener información sobre instalación, precios o acceder a una demostración, haga clic aquí.

Artículos relacionados