FLIR A310

Las cámaras infrarrojas de montaje fijo, como las FLIR A310, pueden instalarse casi en cualquier sitio para controlar los equipos esenciales y otros activos valiosos. Protegen las instalaciones y miden diferencias de temperatura para valorar cuán crítica es la situación, lo que le permite detectar los problemas antes de que se produzcan fallos costosos, evitar periodos de inactividad y mejorar la seguridad de los trabajadores.